Los Beneficios

     

      Mejor Salud          Mayor Fuerza y Flexibilidad              Mejor Respiración                Menor Dolor e Incomodidad              Sin Estrés         Más Memoria

Con una práctica constante y un buen profesor al que preguntes y del que te dejes aconsejar, irás consiguiendo cambiar tu visión y forma de vivir hacia una realidad que se ajuste realmente a ti. Conseguirás:

a

Mejor salud física y psíquica

El desarrollo combinado de la práctica del Yoga y la Meditación proporcionan los estándares necesarios para mantener el cuerpo y la mente sanos. Es una herramienta curativa pero sobre todo preventiva ante enfermedad,  control de situaciones de estrés y vejez .

Su práctica mantiene el equilibrio físico y psíquico. Ese equilibrio proporciona una mayor comprensión de las relaciones que mantenemos con nosotros y con nuestro entorno favoreciéndolas. Es una vía que no espera a que el cambio se produzca fuera sino que va produciendo el cambio en nosotros mismos.

a

Aumento de la flexibilidad y la fuerza

En el cuerpo y en la mente fuerza y la flexibilidad van unidas. La carencia de una produce desequilibrio, debilidad y tensión.  Por eso, en la práctica se desarrollan conjuntamente.

La práctica asidua, nos permite comprender el significado de la flexibilidad y de la fuerza, a comprender que posees ambas en ti a espera de que las desarrolles y las uses en tu vida diaria cuando las circunstancias te pidan ser fuerte o flexible.

La fuerza y la flexibilidad previenen el desgaste y dolencias de la edad y de los malos hábitos posturales.

a

Mejor respiración, paz y calma mental

Una de las pilares fundamentales para el Yoga y la Meditación es la respiración. Observar la respiración natural proporciona calma. Pero el objeto de La práctica del yoga y de la meditación no es solo proporcionarnos calma, sino va mas allá… persiguen la comprensión profunda.

La calma y la comprensión nos permite darnos cuenta de como la respiración se ve afectada ante situaciones de dificultad o conflicto. En nuestra vida, ocurren muchas cosas que no podemos controlar. Pero siempre, podemos controlar la respiración, y la respiración correcta nos da calma.

Saber como manejar la respiración no sólo aumenta nuestra capacidad pulmonar, es además un herramienta perfecta para reducir el estrés, favorecer la serenidad y la claridad.

a

Alivio del dolor y mejor y mayor movilidad; previniendo el reumatismo

En una clase de yoga acentuamos la escucha corporal. En vez de huir del dolor, nos paramos a escucharlo, comprenderlo y relajarlo con mucha amabilidad y ternura. Aprendemos a escuchar las sensaciones y a gestionarlas.

El yoga nos muestra como el movimiento parte de la articulación. Es en la articulación donde se unen los músculos, tendones y huesos para generar el movimiento. Factores como el paso del tiempo, el estrés, los malo hábitos posturales y la alimentación hacen que acumulemos dolor en el cuerpo y falta de movilidad de nuestras articulaciones.

La práctica del yoga promueve la agilidad. Sentirnos ágiles nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos y eso favorece que emprendamos las acciones necesarias para favorecer nuestra calidad de vida.

a

Reducción del estrés

Una de las palabras mas usadas actualmente es Estrés,  y somos muchos los que padecemos de el. El estrés es una respuesta del organismo ante una situación de peligro o conflicto. Cuando esas situaciones se repiten de forma constante o se mantienen, el estrés se convierte en una respuesta automática.  Además,  el ser humano se caracteriza por mantener la activación que el estrés ha provocado incluso cuando la situación que lo originó ha desaparecido.

La práctica del yoga reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, de manera casi inmediata.  El cultivo de la atención en el cuerpo, el desarrollo de la amabilidad y aceptación son un bálsamo hacia la tendencia de lucha o huida que yacen ocultas en nuestras acciones.

a

Salud para la columna vertebral

Otro de los pilares fundamentales del Yoga es la columna vertebral.  La columna vertebral es el eje físico y también mental. Guarda, lo que es conocido, como el Árbol de la Vida, el precioso tesoro de nuestro sistema nervioso central.

Una columna vertebral sana es clave para el alivio de muchas de nuestras tensiones físicas y mentales.  Gracias a la columna podemos sostenemos sobre nuestras piernas y nos permite el movimiento. Además el sistema nervioso central controla el sistema nervioso autónomo, el modo en el que interpretamos el mundo que percibimos.